Úvodní stránka » Blogy a osobní weby » Batería para ordenador ASUS L082036

Batería para ordenador ASUS L082036

La conexión en sí no tiene ninguna complicación y tan sólo es encajarlo en su lugar correspondiente, y atornillarlo en caso de que ofrezca la posibilidad. En discos mSATA o M.2, lo normal es que el propio espacio cuente con la tornillería ya preparada para colocar las unidades.Una vez colocado el disco, ya podemos volver a cerrar nuestro portátil y volver a encenderlo para hacer funcionar nuestra nueva unidad.Llegados a este punto la detección del disco es automática. De hecho, nada más conectarlo, si entráis en la bios lo veréis. En caso contrario, habrá que revisar la conexión, ya que o algo hemos hecho mal, o el disco es defectuoso.Si hemos sustituido el disco original, nos habremos quedado sin sistema operativo, por lo que tocará reinstalarlo todo de nuevo. Comprobar que tenéis todos los drivers del equipo preparados para su instalación. La detección del disco en este caso será inmediata, y al seleccionar donde instalar el sistema será la única opción disponible.Si lo que habéis hecho es añadir otro disco duro adicionalmente, lo más probable es que cuando entréis en el sistema operativo, la nueva unidad no aparece en el equipo. Tendréis que acceder tal y como vimos al principio en administración de discos, pulsando botón derecho del ratón sobre el botón de inicio de windows. Entonces veremos como el nuevo disco aparece, aunque este aparecerá en negro y sin ninguna letra asignada.

Lo más probable es que nada más abrir administración de discos nos soliciten que tipo de particionado queremos realizar al nuevo disco, pudiendo elegir entre MBR y GPT, que viene por defecto, y que es la opción que debemos seleccionar.Si no aparece esta ventana emergente, pero si vemos nuestro nuevo disco en negro, lo que tenemos que hacer es presionar con el botón derecho del ratón sobre el disco, pulsamos en crear nuevo volumen, y ya sólo hay que seguir los pasos, establecer el tamaño de la partición, y asignar la letra de la unidad. En unos pocos segundos tendremos la unidad lista para su uso.Antes siquiera de comprar nada, lo primero que debemos hacer es comprobar las especificaciones de vuestro equipo. Esto es muy importante ya que, aunque vayáis a sustituir vuestra unidad existente, deberéis comprobar la compatibilidad de los modelos que podéis utilizar.

Para ello debéis buscar en internet las características técnicas de vuestro portátil, y mirar detenidamente el apartado de almacenamiento. De esta manera sabréis las unidades que admite, aunque no en todos los casos es sencillo encontrar nuestro modelo, incluso mirando en diferentes páginas web. Esto no es infalible, y habrá ocasiones en las que habrá que buscar otra solución.
Tenéis varias opciones. La primera sería acceder a la administración de discos. Podéis hacerlo en windows 10 presionando el botón derecho sobre el icono de inicio en la esquina inferior izquierda del escritorio. En este lugar podréis ver como existen diferentes particiones, pero en este caso tan sólo tenemos una unidad.Para comprobar la disponibilidad real de nuestro equipo, podemos acceder a la bios. En cada modelo es diferente, pero normalmente se suele acceder presionando durante el arranque suprimir, F8 o F12. Estas son las más comunes, aunque hay otras, tan sólo debéis prestar atención en el arranque.Una vez dentro, lo normal es que en la pestaña por defecto podáis ver todos los dispositivos conectados, y las ranuras disponibles. Recordad que si tenéis una unidad DVD integrada, esta también aparecerá como una unidad SATA.

En caso que necesitemos asegurarnos, lo mejor es abrir la tapa de los discos, y así comprobar directamente que es lo que tenemos en nuestro equipo y que podemos instalar.Lo más normal será cambiar el disco de vuestro portátil por uno nuevo. Los motivos pueden ser varios. Por un lado puede ser simplemente porque queréis ampliar el almacenamiento del portátil. Otra causa es que vuestra unidad puede presentar una degradación apreciable o presente demasiados sectores defectuosos, por lo que necesite una sustitución. También está la posibilidad de montar un SSD en el portátil, con la espectacular mejora de rendimiento que esto conlleva.Si vais a cambiar el disco duro de vuestro portátil por un SSD, lo normal es que no tengáis problemas, aunque si es demasiado antiguo, deberéis comprobar que la conexión del portátil es SATA, ya que en caso que sea IDE, existen pocas unidades disponibles, aunque afortunadamente alguna podéis encontrar en tiendas online.Un factor a tener en cuenta es el grosor del disco, ya que algunos equipos modernos son tan delgados que necesitan un disco duro de 7mm de grosor, en lugar de los tradicionales 9,5mm de los discos de 2,5”. Los primeros son algo difíciles de encontrar, aunque ahora sí que disponemos de discos duros de 1 TB y 2 TB a precios razonables. Este problema no lo tendremos con los SSD de 2,5”, ya que todos ellos son de 7 mm.

Si lo que queremos es mantener nuestro disco, y hemos comprobado que disponemos de una ranura mSATA, es posible encontrar unidades mSATA, aunque sus existencias son cada vez más limitadas, ya que este está desapareciendo en favor del nuevo formato M.2, que aporta además de más capacidad, un mayor rendimiento gracias al nuevo protocolo NVMe, que es capaz de lograr velocidades de lectura y escritura superiores a los 3000 MB/s.A pesar de que muchos equipos no permiten un fácil mantenimiento del ventilador y la cpu, sí que es muy común que estos cuenten con un acceso sencillo para los discos. Es habitual encontrarnos con una tapa dedicada a este tipo de unidades y la memoria RAM, los dos componentes que suelen ser cambiados en los portátiles.En otros modelos habrá que retirar la tapa completa, mientras que algunos ultrabooks son tan delgados que sólo permitirán discos de 2,5” y 7 mm de grosor en el mejor de los casos, mientras que lo más normal sea que sólo tengamos una ranura para un SSD principal con formato mSATA o M.2.Si hablamos de un portátil de gama media, tras retirar la tapa veremos el espacio para alojar la unidad de disco. Si nuestro portátil cuenta con una unidad DVD interna, podríamos sustituirla por un caddy para un disco adicional, con el que podremos conectar una segunda unidad de disco en nuestro equipo, algo realmente útil, dado el desuso que tienen los lectores de DVD.

La conexión en sí no tiene ninguna complicación y tan sólo es encajarlo en su lugar correspondiente, y atornillarlo en caso de que ofrezca la posibilidad. En discos mSATA o M.2, lo normal es que el propio espacio cuente con la tornillería ya preparada para colocar las unidades.Una vez colocado el disco, ya podemos volver a cerrar nuestro portátil y volver a encenderlo para hacer funcionar nuestra nueva unidad.Llegados a este punto la detección del disco es automática. De hecho, nada más conectarlo, si entráis en la bios lo veréis. En caso contrario, habrá que revisar la conexión, ya que o algo hemos hecho mal, o el disco es defectuoso.Si hemos sustituido el disco original, nos habremos quedado sin sistema operativo, por lo que tocará reinstalarlo todo de nuevo. Comprobar que tenéis todos los drivers del equipo preparados para su instalación. La detección del disco en este caso será inmediata, y al seleccionar donde instalar el sistema será la única opción disponible.Si lo que habéis hecho es añadir otro disco duro adicionalmente, lo más probable es que cuando entréis en el sistema operativo, la nueva unidad no aparece en el equipo. Tendréis que acceder tal y como vimos al principio en administración de discos, pulsando botón derecho del ratón sobre el botón de inicio de windows. Entonces veremos como el nuevo disco aparece, aunque este aparecerá en negro y sin ninguna letra asignada.

Lo más probable es que nada más abrir administración de discos nos soliciten que tipo de particionado queremos realizar al nuevo disco, pudiendo elegir entre MBR y GPT, que viene por defecto, y que es la opción que debemos seleccionar.Si no aparece esta ventana emergente, pero si vemos nuestro nuevo disco en negro, lo que tenemos que hacer es presionar con el botón derecho del ratón sobre el disco, pulsamos en crear nuevo volumen, y ya sólo hay que seguir los pasos, establecer el tamaño de la partición, y asignar la letra de la unidad. En unos pocos segundos tendremos la unidad lista para su uso.Asus ha presentado dos nuevos portátiles de la serie N, el modelo N551 de 15,6 pulgadas y el N751 de 17,3 pulgadas. Se trata de los modelos más potentes de la gama centrada en el entretenimiento, e introducen un nuevo diseño en aluminio que hace gala de su ya clásico acabado en metal pulido. Ambos modelos incorporan el software de audio Asus SonicMaster Premium exclusivo con ICEpower, la tecnología de Bang and Olufsen, además de un subwoofer externo para lograr sonido envolvente perfecto. Las pantallas IPS con resolución hasta Full HD y las tarjetas gráficas NVIDIA GTX 800 Series permiten lograr una muy buena calidad de imagen. Los procesadores hasta Intel Core i7 de cuarta generación garantizan rendimiento potente y una multitarea fluida.

Los modelos N551 y N751 incluyen audio SonicMaster Premium con ICEpower, tecnología de Bang and Olufsen que permite lograr la máxima nitidez de sonido hasta a niveles de volumen elevados. SonicMaster Premium usa una combinación de potente amplificador de audio integrado independiente y un subwoofer SonicMaster exclusivo externo de 11 W con una reproducción de graves profunda.La fuente de alimentación de audio interna dedicada garantiza sonido nítido y sin distorsión.Asus ZenWatch, así es el primer smartwatch de la compañía
SonicMaster Premium incorpora también MaxxAudio Master de Waves. El resultado es una alta calidad de sonido, tanto a través de los altavoces de rango completo integrados como con auriculares o conectado a un sistema de cine en casa.Además, el software ASUS AudioWizard incluido en los modelos N551 y N751 permite optimizar fácilmente la configuración de audio. Ofrece cinco modos preajustados para distintos tipos de audio y vídeo, y el usuario podrá cambiar instantáneamente de uno a otro para elegir el más idóneo.El N551 y el N751 están equipados con procesadores hasta Intel Core i7 de 4.ª generación para ofrecer multitarea fluida. Además, con la ayuda de las tarjetas gráficas NVIDIA GeForce GTX 800 Series, diseñadas para gaming, permiten reproducir vídeo y jugar a juegos con fluidez y sin tirones. Su potente refrigeración hace que los modelos N551 y N751 sean capaces de usar las aplicaciones más exigentes.

La tecnología de encendido instantáneo permite reanudar el sistema en tan solo dos segundos. Para más tranquilidad, se realiza una copia de seguridad automática de los datos en el disco duro cuando el nivel de carga de la batería cae por debajo del 5 %.Los modelos N551 y N751 están equipados con pantallas IPS de 15,6" y 17,"3 con resolución hasta Full HD (1920 × 1080), respectivamente, con amplios ángulos de visualización vertical y horizontal de 178º grados. La tecnología Asus hace que los portátiles de la serie N ofrezcan al usuario una espectacular experiencia visual para fotografías, películas y juegos.Además la nueva serie N utiliza paneles LCD antirreflejo que ayudan a reducir la fatiga ocular provocada por los reflejos no deseados en entornos con una iluminación demasiado brillante.Pero, ¿cuánto cuestan los nuevos portátiles de Asus? Pues por 999 euros puedes hacerte con el Asus N551 y por 1.299 euros puedes comprar el Asus N751. De momento no están disponibles pero llegarán a las tiendas en diciembre por lo que se convierte en el regalo perfecto para estas navidades.La nueva gama Core de ordenadores Mountain está compuesta por una serie de ordenadores portátiles con unas características basadas en procesadores Intel Core i5.Los modelos presentados se basan en tres gamas diferentes: Executive, Slim y F. Son equipos provistos de una RAM de 4MB, suficiente para conseguir cualquier aspecto imaginable, con paneles LED que proporcionan brillo y contraste elevado y unos discos duros híbridos que mejoran las prestaciones de los equipos en un amplio porcentaje.

Son tres modelos que poseen pantallas de 13, 14 y 15 pulgadas, todos ellos con resolución HD (1366×768). Además, conectándolo a un monitor externo, vía HDMI, se podrán reproducir los contenidos a mayores resoluciones, hasta llegar a Full HD (1920×1080). Además, el peso de los portátiles se ha reducido considerablemente para hacerlos más cómodos.Según informa Mountain "no se debe pensar que al tratarse de equipos Intel Core i5 el rendimiento ha de ser menor. Los ordenadores Mountain son capaces de realizar cualquier tarea que se les asigne, pues su procesador conseguirá elevarse a su máxima potencia, configurando las mejores características del entorno de trabajo según requiera la situación."En el último Intel Developer Forum pudimos observar que una de las tendencias más importantes eran los convertibles. A simple vista, pueden parecer tablets con teclado, como el Asus Transformer. En realidad, son ultrabooks con todas las de la ley, solo que con pantalla táctil y teclado escamoteable. Basta con leer las especificaciones del Sony Vaio Duo 11 para darse cuenta: procesador Intel Core i5, 4Gb de RAM, disco SSD de 128 Gb y pantalla full HD de 11,6 pulgadas. Su peso sí es algo elevado para una tableta, 1,3 Kg, pero está por debajo de la mayoría de ultrabooks. Y cuenta desde el primer momento con Windows 8. Cuenta con todo tipo de aplicaciones para sacarle todo el partido posible a su pantalla táctil. Estará disponible a finales de octubre a un precio aproximado de 1.200 euros. Y estos son algunos de los aspectos de este dispositivo que más nos han llamado la atención:

  1. http://www.bloghotel.org/enablesyou/
  2. http://blogsinn.com/?w=retrouve3
  3. http://yaplog.jp/retrouve3/

Napsat komentář